Bienvenido a la web oficial de la galería de Enric Torres-Prat.

Bravo Enric!

Empecé a leer cómics en America durante los años 70.  En aquel momento, muchos de los cómics se hacían para un publico más juvenil.  A medida que iba madurando, empecé a buscar cómics e historias gráficas que estuvieran pensadas para un publico más adulto.

Pronto descubrí las revistas Warren.  Con sus maravillosas pinturas en las tapas, no pude dejar de sentirme atraído hacia esas revistas.  Las pinturas de portada eran creadas por muchos artistas de talento, uno de mis favoritos era Enric.

Miraba atentamente las portadas hechas por Enric y me lo figuraba como un maestro maduro, el pelo canoso, sentado en un enorme estudio fumando una pipa, mientras creaba un maravilloso cuadro tras otro.  No me di cuenta hasta pasado un tiempo, de que Enric era, en aquel momento, un artista con una joven familia estrenando su carrera profesional.

Sus fondos formales y su instinto hacia la perfección daba la impresión de que sus pinturas tenían la sabiduría y la técnica de los viejos Maestros.  El modo en que retrata los tonos de piel, o el modo en que sus cuadros oscilan tan suavemente entre la sombra y la luz.

Y así ha seguido hasta hoy.

Soy extremadamente consciente del cuidado con que Enric trata cada pieza suya.  Por ejemplo, Enric se toma el tiempo y el trabajo de fotografiar modelos para usarlos como referencia para sus cuadros. Enric no cree en los atajos, a él le gusta que cada obra exprese su máximo potencial.  
Además, todos los estudios formales de Enric sobre la técnica e Historia del Arte, se conjugan muy bien con su atención al detalle.  Desde un retrato colgado en el museo mas prestigioso hasta un paisaje que se ostente orgullosamente en  una galería de arte clasico, Enric los crea con el cuidado mas exquisito.

Enric firma sus trabajos de galería como, "Torres-Prat", y sus trabajos de ilustración como, "Enric", pero esto no me confunde lo más minimo.  Reconozco inmediatamente que ambos fueron creados por el mismo brillante artista.  Y el mismo cuidado lo emplea en ambos, porque Enric no conoce otro modo de pintar, otro modo de crear.


Michael Friedlander en su estudio

No es frecuente que en la vida podamos vernos incluidos en algo que sea realmente importante, algo que permanecerá y que apreciarán las generaciones futuras. Podemos agradecer a Enric por recibirnos para que seamos parte del encanto que él está creando.  El encanto que él derrama en el mundo desde la punta de sus pinceles!